Sexo. Flamenco. Tantra

Sexo. Flamenco. Tantra

¿Cómo influye la sexualidad en el baile Flamenco?

Os propongo un ejercicio en el que os pediré recordar qué os pasaba cuando en la niñez, veían algún acto de atracción sexual en la calle, en la tele, en hermanos mayores o en los padres. Sin que necesariamente sea el coito, pero en el que se percibía con claridad, cierta energía que nos provocaba curiosidad, vergüenza, atracción y rechazo al mismo tiempo.

El coito en sí entre dos personas no tiene nada de atractivo para quien ve. No hay música, ni un escenario perfecto; se ve todo, no solo tomas cortas y sugestivas. Hay que descartar la parte romántica porque esa es la que ocurrió antes, la que fue necesaria para aproximarse y conquistar, fue el momento lento, de espera, el de calentamiento. El acto sexual in situ no es romántico, es brusco o violentamente placentero, -al menos para uno de los dos-. Hay olores, sonidos, gemidos expresados o no, que se transforman en gritos de rabia y desesperación.

A no ser que quien vea se identifique con lo que ve; ver a otros puede ser asqueroso, si lo que otros hacen, no es lo que quien ve, le gustaría hacer o sentir. Sin entrar en juicios de valor, puesto que cada relación sexual es un mundo, siempre y cuando las personas implicadas estén profundamente de acuerdo. Profundamente.

Implicarse sexualmente con alguien íntimamente, con cuidado y respeto desde lo profundo del corazón no es lo que suele llevar a dos personas a unirse en sexo. Mi experiencia trabajando con personas me dice, la mayoría de las veces, que no es así. Llegamos al sexo, sin querer, sin poder decir no, ni sin darnos el tiempo de conocernos antes. Esto, les pasa también a los hombres.

La energía sexual que creemos conocer, no es la real. Tenemos un conocimiento pobre y juicioso de lo que eso significa. Como humanidad, nos hemos separado de ella través de los constructos sociales y religiosos. Hemos proyectado fuera esta regulación de lo sexual. Cuando llegamos a esta comprensión optamos por culpar a la educación restrictiva, para poder así recobrar algo de la sexualidad perdida. Pero cuando finalmente comprendemos que en algún momento necesitamos ser regulados; me viene la pregunta: ¿para qué necesitamos normas que contuvieran dicha energía incomprensible? y en la pregunta, obtengo la respuesta: precisamente por ser incomprensible, abrumadora y apabullante.

La madurez como persona, institución y humanidad nos compromete en reclamar lo que es nuestro. Y este camino comienza en cada uno.

La energía sexual es mucho más que el sexo, pero, como dice el Tantra, es el único camino para llegar a ella; trascendiendo el sexo.

Ahora bien, cómo. ¿Cómo se trasciende el sexo? Lo más maravilloso sería hacerlo de a dos. La sexualidad en pareja.

La sexualidad en pareja tiene un complejo mecanismo, el de llevar a la vida diaria la magia sexual percibida entre ambos en el momento del encuentro. La energía tan poderosa que dos cuerpos juntos pueden generar y vivir, nos arranca la cabeza del cuerpo. Claro que, después de esto, la cabeza no vuelve a encajarse, queda colgada de aquella magia indescifrable. Imaginad esto de forma literal: una vez cortada no podríamos pegarnos nuevamente la cabeza al cuerpo y seguir viviendo. Por eso, tampoco terminamos de permitir ese estallido. Se habla de la Kundalini, de la iluminación mediante el sexo, desde mi experiencia solo son aproximaciones y con eso estoy segura que nos basta. Es parte de nuestra regulación para estar aquí en la tierra y en la vida, con la cabeza pegada al cuerpo.

La energía sexual es mucho más que el sexo, pero, como dice el Tantra, es el único camino para llegar a ella; trascendiendo el sexo. Ahora bien, cómo. ¿Cómo se trasciende el sexo?

La sexualidad con la vida es la que podemos practicar gracias al arte, cuando soltamos amarras sin temor a perder la cabeza ni la vida. Sino brindando con ella.

La danza del arte es atraer a la fuente del deseo a las musas o al duende; para penetrarlo desde lo profundo del corazón. Como hacemos en el método FlamenConsciente, que tiene reglas, normas y dogmas: “peso en las plantas y cuádriceps estirados”. Entregarnos plenamente a él con la seguridad de no perder la cabeza, ni el compás. Perderlo implica la muerte, pero asirnos obsesiva y temerosamente a él, también.

Como humanidad necesitamos la inquisición como reguladores sexuales, para aprender a no perder la oportunidad de vivir la experiencia de ser humanos; de no perder la cabeza e irnos al más allá embriagados en el éxtasis de la sensación orgásmica. Porque como dice el Tantra, esta sensación puede durar horas y horas; sosteniendo el ritmo respiratorio dentro de exquisitas sensaciones que no acaban. Sostener ese inmenso placer sin corrernos ha sido y es nuestro desafío más humano. Algo así como vivir por el placer de vivir, sin pensar en el mañana. Vivir el presente ilimitado.

La regulación nos ha llevado a no conocer plenamente la energía sexual; nos ha protegido para no llegar a la petit mort; pero sí tenemos la libertad de sostener el proceso creativo, el placer de crear vida a través de nuestra obra.

La India

www.la-india.es

www.flamenconsciente.com

FlamenConsciente «Dual»

FlamenConsciente «Dual»

FlamenConsciente “Dual”

            Como cada año, en el mes de octubre, programo con entusiasmo, incertidumbre, miedo y certeza este taller presencial vivencial, donde la técnica y el ser son protagonistas, en la búsqueda de la autenticidad y la presencia que nos haga pertenecer a nuestra danza interna, profunda, existencial, y al mismo tiempo ser parte del baile flamenco tradicional puro y duro, bien conocido, padecido y disfrutado por aquellos que nos llamamos Flamencos.

             Esta vez, dentro de la nueva normalidad, fuimos parte de la cuarta edición en Sevilla, FlamenConsciente 2020 “dual”.

            Antes de la pandemia quedaban pocas plazas libres, vendría gente desde México, Puerto Rico, Argentina, Alemania, Austria, Portugal que, por supuesto, no pudieron viajar teniendo que cancelar sus vuelos y deseos de participar con mucha frustración y pena, tal como me manifestaron en sus correos o mensajes.

             Admito que estuve a punto de cancelarlo, pero la vida, grande, sabia y maestra, ante quien he aprendido a rendirme, luego de desafiarla y resistirme; durante casi todos los años que llevo transitándola, me muestra el camino siempre con un destello intuitivo que, en este caso, me indicó hacer el taller con quienes pudieran llegar a Sevilla “hay que trabajar con quienes puedan venir”.

            Dos mujeres, una del norte y otra del sur de España. Una, con la energía del agua oceánica y bravía: la gran inmensidad que nos abraza y en su amor infinito nos limpia arrastrando y guardando en sus profundidades nuestros desechos malolientes y putrefactos, sin la cual, es imposible nuestra existencia en el planeta. La otra, portadora de la energía del sol brillante y cálido, rey soberano del Universo alrededor del cual todo gira y es capaz de reducirnos a cenizas cuando intentamos batallar contra él, nuestro ego.

            Por eso rebauticé a este taller Flamenconsciente “Dual”, no solo porque fueron dos, sino por la energía que ellas traían consigo, algo que confirmé cuando miré dentro de sus arquetipos. La del norte portaba consigo la energía inconsciente de la luna como regidora de la marea y las brumas del poderoso Neptuno; la que venía del sur, por supuesto, relucía por dentro y rebasaba por fuera la luz del sol. Digo “por supuesto” con una media sonrisa en la boca, porque cuando la vida me confirma de esta manera, mi comisura derecha sonríe y la izquierda llora de felicidad, sorpresa, gratitud y rendición.

            Mientras me lavaba los dientes pronta para salir al sitio donde trabajaríamos durante todo el día, me detuve en el espejo y me escuché decir: “este taller es para ti, vívelo también como parte del grupo”.

            Algo dentro de mi necesitaba hacer este taller con ellas, las conocía a ambas por separado y confiaba en que, entre ellas, regularían en su potencia, polaridad y diferencias. Pero también sabía que esa dualidad era la que necesitaban integrar en algo con movimiento dual e integrador, mediante la fuerza transformadora que licúa, depura y reduce a su núcleo esencial, allí fue hacia donde nos dirigimos, sabía -como les dije- que yo tenía algo que aprender de ellas.

             Lo que viví me recordó a las primeras experiencias como alumna en grupos de crecimiento, aunque esta vez, la información que me llegó no fue para mis asuntos personales, sino para que sea utilizada en mi trabajo con otros, comprendí que FlamenConsciente es muy grande, porque el Flamenco lo es y porque la Conciencia lo es, yo, soy solo un canal, mi única labor es mantenerlo abierto, sintonizado y disponible.

            Suelo anclar este taller en ritmo de tangos; son muchas horas donde confluyen muchas individualidades y regulo la intensidad trabajando con un palo ligero. Desde que comencé a hacer este taller hace cuatro años, me ha ocurrido siempre, en cada edición, que una persona se va porque no buscaba mover “tanto” sus emociones. Sé por experiencia, que las personas que bailan flamenco están, de algún modo, viviendo una transición en la que pasan de aprender solo la técnica a ir integrando el mundo emocional; percibo cómo se van acercando tímidamente a mi trabajo con ganas de buscar la verdad en su baile, y en este camino, al descubrir que parte de esa verdad es atravesar su herida, reculan.

            Sin ninguna regulación me entregué a lo que la vida me traía con estas dos mujeres potentes y confiando en ellas les propuse sin tener nada planeado, poner todas mis herramientas a su servicio. Como alumna vuestra y al mismo tiempo guía, hice mi pedido y ambas estuvieron de acuerdo: “Me apetece trabajar este taller por Soleá ¿estáis de acuerdo?”. Eso fue todo lo que supimos.

            Le dediqué un apartado entero a la Soleá en El Flamenco Mi Inspiración desde mi propia experiencia emocional, para quien quiera dar un repaso. Cuando creamos una clase o un taller procuramos darle un cierre, es como una historia con presentación, nudo y desenlace. Mover la energía de la Soleá es asumir abrir una puerta muy profunda a inconsciente que no va a cerrar, porque la Soleá se lleva con uno, no se resuelve.

            Comprendí que este taller no tenía un final, que era un principio, un camino hacia abajo que solo tendría profundidad. Con el andar del día no solo surgía el cansancio sino también “cosas” que se movían por dentro. Sensaciones muy claras en el cuerpo que, en el pasado, se habían mandado al sitio del olvido y la negación. Se estaban volviendo a sentir como dolorosas, punzantes y retorcidas. Vivencias corporales de la infancia que, como niñas, no se pudieron gestionar y como adultas, se volvían a sentir, mirar y acompañar.

            La energía que ambas venían a trabajar, a la que yo me unía, era dejar de negar la furia que nos provocaba no ser quienes sutil e intuitivamente nos sentíamos ser, volver sobre nuestros pasos a ser quienes somos y no quienes nos dicen ser. Aquello que se sabe intuitivamente en el cuerpo y que no se puede nombrar pero que aprendemos a llevar, como cuando bailamos por Soleá. Es reconocer la herida silenciosa de nuestra niña y asumir que se sana, cuando evolucionamos al adulto ayudando a otros a sanar la propia.

            Mi agradecimiento a las personas que, no viniendo, estuvieron presentes en su ausencia. Gracias a que todo fue como fue, subí un escalón más al conocer la profundidad de este trabajo que, asimismo, nos eleva a la altura del corazón, donde la mirada del amor incondicional nos permite ver nuestra oscuridad y llevarla a la luz.

            Porque si me preguntáis qué es para mí la Soleá, es justamente esto que ahora puedo nombrar con claridad: La Soleá es sentir mi oscuridad y con abnegación, llevarla a la luz del escenario de la vida.

La India

www.la-india.es

www.flamenconsciente.com

 

El Vitruvio Flamenco

El Vitruvio Flamenco

El Vitruvio Flamenco.

Es importante aprender a tener una imagen mental, neutral de nuestro cuerpo, de sus posibilidades reales y no sujetas a formas hechas por otros bailaores o maestros, porque estas son imágenes con cargas de valor: lindo, feo, me gusta, no me gusta, flamenco o no flamenco, con un juicio subjetivo al que nos ceñimos pretendiendo imitar.

La imitación es la base del aprendizaje propia del niño, que el adulto sigue reproduciendo como parte de ese patrón infantil. Pero el adulto maduro o consciente tiene otros recursos más amplios y ricos, como estar en el presente dando rienda suelta a su auto-expresión, sin una imagen cargada de subjetividad de aquel bailaor que le gusta o maestra que prefiere o la idea que tiene de lo que es bailar flamenco. Siguiendo este camino, lo único que le queda a este adulto con recursos infantiles es parecerse mucho a lo que imita, algo que lo haría exitoso; o no lograrlo jamás, lo que lo llevará a la frustración asegurada. Si os fijáis eso es lo que quiere el niño pequeño, parecerse a mamá o papá.

En el trabajo de TCC (técnica corporal consciente) utilizamos el Vitruvio Flamenco. Sí, el Vitruvio de Da Vinci nos ofrece una imagen neutra para el cuerpo, de dimensiones y sabiduría perfecta para descubrir su potencial ilimitado y así En el trabajo de TCC (técnica corporal consciente) utilizamos el Vitruvio Flamenco. Sí, el Vitruvio de Da Vinci nos ofrece una imagen neutra para el cuerpo, de dimensiones y sabiduría perfecta para descubrir su potencial ilimitado y así devolver al cuerpo a un estado natural y puro. Por ejemplo, aprender a hacer un marcaje desde la neutralidad donde solo interese crear un movimiento correcto en cuanto a la dinámica corporal, utilizando nuestro cuerpo en coherencia con esta neutralidad es cuando el arte que surge luego de la profundidad de la propia expresión de forma única y personal.devolver al cuerpo a un estado natural y puro.  Por ejemplo, aprender a hacer un marcaje desde la neutralidad donde solo interese crear un movimiento correcto en cuanto a la dinámica corporal, utilizando nuestro cuerpo en coherencia con esta neutralidad es cuando el arte que surge luego de la profundidad de la propia expresión de forma única y personal.

En la clase del Vitruvio flamenco, podrás aprender a aplicar en tu cuerpo imágenes visuales neutrales que quedarán alojadas en tu memoria y registro corporal, creando un rango de sensaciones nuevas con la finalidad de recurrir a ellas cada vez que necesites hacer tal o cual movimiento. Aprenderás cómo crear plantillas de movimientos, en base a la técnica corporal consciente en las que luego te recrearás, es como si fueran el esqueleto de nuestra expresión.

Al comenzar a trabajar educando al cuerpo de esta manera, obtenemos un espacio interno limpio donde pueda surgir la propia creatividad y esto genera una emoción expansiva que nos da la paz de sentirnos dentro de un cuerpo creador.

Cuando intentamos reproducir mentalmente y esforzar nuestro cuerpo a que haga lo que hace el otro, también genera una emoción pero de frustración e impotencia porque imitamos el movimiento del otro -esto va más allá de si lo hacemos con éxito o no- porque en lo profundo sabemos que ya no somos esos niños y como adultos sentimos que nuestro baile no expresa todo lo que sentimos.

La India

www.la-india.es
www.flamenconsciente.com

El baile de los Arquetipos. Taller online

El baile de los Arquetipos. Taller online

El baile de los arquetipos, taller online de exploración emocional

La particularidad maravillosa que ofrece éste trabajo Online, es que se desarrolla en tu intimidad y al mismo tiempo en tu vida cotidiana. De este modo, aquello que percibas viene tanto de los estímulos que te rodean a diario como de las emociones, que de forma inconsciente, guardadas muy profundo. Trabajarás en tu intimidad y a solas contigo, sabiendo que estaré acompañándote y que daremos un cierre a tu experiencia junt@s.

1. EXPLORACIÓN ARQUETÍPICA DÍA POR DÍA
Desde el 1ª hasta el 6ª día del taller:
• Tendrás un ejercicio diario en formato audio disponible en el grupo a partir de las 7.00 am junto con el arquetipo del día.
• La dinámica será, que luego de recibir el audio y el arquetipo, podrás disponerte a trabajar con los tutoriales principales de la TCC.

Con el audio y arquetipo darás lugar a la exploración arquetípica del día y procurarás tenerlo presente durante todo tu día para observar en tu cotidianeidad, qué sensaciones, emociones o pensamientos te van viniendo o resonando y si esto que te viene, te hace sentir expansión o compresión en el cuerpo.

Trabajaremos con los siguientes arquetipos:

• Día 1: La Atracción y el Deseo
• Día 2: Las Emociones y la Comunicación
• Día 3: La Integración y el Ego
• Día 4: Los Procesos y el Otro
• Día 5: La Sabiduría y la Maestría
• Día 6: La Espiritualidad y lo Terrenal

2. ESPECIFICACIONES TÉCNICAS IMPORTANTES:

Se activará tu ingreso en el grupo privado de Facebook desde el comienzo del taller  (pide ingresar aquí Taller – El Baile de los arquetipos )y permanecerás dentro durante 7 días consecutivos. La baja es automática, se desactivará y se quitará toda la información privada que se hubiera compartido hasta el momento dentro del grupo.

• En ÁLBUMES están las carpetas con los ejercicios de técnica corporal consciente (TCC).• En el muro del grupo puedes compartir tus sensaciones diarias cuándo y cuánto lo necesites, por allí estaremos comunicad@s.
• El WhatsApp es otra forma de sentirte acompañad@ y compartir, si lo necesitas, conmigo y/o con l@s compañer@s si trabajas en grupo.

3. TÉCNICA CORPORAL CONSCIENTE

Desde tu ingreso hasta el 7º día tendrás disponibles para trabajar la TCC (técnica corporal consciente) con 5 vídeos, de esta manera:

1- Vídeos tutoriales principales: trabajarás con ellos todos los días siguiendo el orden de la lista, te centrarás en ATENDER a los movimientos y la respiración, sin hacer nada en particular sólo ATENDER. Te mantendrás con los pies, en lo posible sin zapatos, apoyados con consciencia en la tierra, literalmente, si puedes practicar al aire libre o el suelo de tu habitación.

Carpeta Vídeos tutoriales Principales:

• Tutorial 1 Colocación estructural
• Tutorial 9 Manos, sutileza y energía
• Tutorial 33 Fuerza de pies

2- Vídeos tutoriales Complementarios: los trabajarás de forma opcional con la idea de Sentir lo que te ocurre cuando los haces, notando cómo es el discurso interno en tu mente: si este es expansivo o compresivo. No buscarás hacerlos “bien” buscarás percibirlos físicamente: dolor, tensión, incomodidad o puedes sentir comodidad y fluidez. Para esto te recomiendo prescindir del espejo al hacerlos para evitar el juicio y la exigencia hacia un movimiento técnico y centrarte más en la percepción. Percibe cómo los sientes y deja que se cree una imagen mental de lo que estás haciendo.

Carpeta Vídeos tutoriales Complementarios:
• Tutorial 30 Fuerza de tobillos
• Tutorial 18 Consciencia de hombro, codo y muñeca

4. INTEGRACIÓN GRUPAL EN AULA ZOOM
El 7º Día: Nos encontraremos en el aula virtual de ZOOM para conocer “El secreto de mis arquetipos”.
Hablaremos de la experiencia de la semana y te ofreceré una devolución para que te lleves herramientas y activarlas en tu vida y tu baile, de un modo consciente y reparador.
Esta es la parte más importante de todo el trabajo de la semana, por favor guarda espacio en tu agenda para no perder tu sesión.

Si por el motivo que sea no puedes asistir, lamentablemente perderás la oportunidad de hacer la integración del trabajo ya que no quedará grabada para respetar la privacidad de los demás participantes.

Este taller es para artistas en general, bailarines, bailaores, terapeutas, sicólogos, buscadores y seres con ganas de crecer y desarrollar su arte .

Reserva tu plaza taller grupal 95€ / 75€ para alumn@s y clientes.

Click y rellena la ficha de inscripción

Bizum 660 23 59 03, o transferencia bancaria (solicítame datos)

Si deseas hacer el taller en forma individual Click y realiza tu pago mediante Paypal

Si deseas participar del taller grupal Click y realiza tu pago mediante PayPal

La India
www.flamenconsciente.com
www.la-india.es

El sagrado coño

El sagrado coño

En este blog también tienen su espacio seres con quienes trabajo en alguna de mis propuestas y que tienen mucho que aportar. En esta oportunidad me siento honrada de compartirles estas palabras de Natalie Solgala – Kaz.                                                                     La India: www.la-india.es / www.flamenconsciente.com

EL SAGRADO COÑO

«¡Coño!»

Al caminar por cualquier calle de España, probablemente escucharás la palabra al menos una vez, un término favorito de los españoles que se usa para expresar una gran variedad de exclamaciones, incluyendo sorpresa, frustración o enojo. Lejos del significado verdadero, que hemos estado camuflando por siglos, degradando su valor inconmensurable con un coloquialismo vacío, nuestro amado «Coño» o «Cunt» en inglés, simboliza y literalmente posee la clave de lo divino femenino.

«Coño» se deriva del término latino «cuneus» que literalmente se traduce como «cuña» o “calza”, insinuando tal vez, que en el espacio entre las piernas de una mujer podría albergarse una «cuña», lo que suena bastante intrusivo. Pero quizás la cuña define la forma cuneiforme, por excelencia, el triángulo.

Los griegos vieron el triángulo como un símbolo importante, que representa una puerta. No es ningún secreto que el canal de parto es el paso por el que todos llegamos a este mundo, pero aparte de actuar como un puente directo entre el mundo interior y el exterior, ¿podría el símbolo del triángulo sagrado, el coño, devolvernos a casa, de otras formas también?

El triángulo ha servido como símbolo de varias trinidades sagradas: la mente, el espíritu y el cuerpo, las tres fases de la luna, el pasado, el presente y el futuro, y también la madre, el padre y el niño. De esta manera, la forma de cuña latina «cuneus» en realidad se está haciendo eco de todas las variaciones del poder del 3, donde todo se convierte en 1, más allá del pasillo de la vida.

La palabra inglesa para coño, «cunt», nos lleva por una madriguera de conejos más extensa, donde el origen de la palabra se puede rastrear en muchas culturas antiguas de todo el mundo.Al caminar por cualquier calle de España, probablemente escucharás la palabra al menos una vez, un término favorito de los españoles que se usa para expresar una gran variedad de exclamaciones, incluyendo sorpresa, frustración o enojo. Lejos del significado verdadero, que hemos estado camuflando por siglos, degradando su valor inconmensurable con un coloquialismo vacío, nuestro amado "Coño" o "Cunt" en inglés, simboliza y literalmente posee la clave de lo divino femenino.

Unas de las voces más antiguas del Proto-Indo-Europeo es ¨cu¨, que expresa feminidad, y más tarde se convierte en la base para varias palabras asociadas a la hembra, incluyendo vaca («cow»), coño «cunt» y reina «queen». «Qu» también significa amor, sensualidad, sexualidad y lo divino femenino.

En la antigua India, «Kunti» o «Cunti», era la diosa hindú de la fertilidad y la sabiduría. También se la conocía como «Yoni del universo»; «Yoni» que simultáneamente significa templo sagrado, coño y útero. Kunti es también la palabra base para Kundalini.
En África, «Kunta» significa «mujer» en varios idiomas africanos, y Kunda era una diosa del norte de África cuya tribu todavía existe.
En Sumeria (antiguo Iraq) «Kunta» significa «genitales femeninos», pero también está vinculada a la palabra «cuneiforme» que se traduce como «Reina que inventó la escritura», ya que en ese momento había sacerdotisas llamadas «Quadesha», a veces conocidas como «putas sagradas», que anotaban las cuentas financieras en tabletas de arcilla, en el Templo de Inanna, (Diosa del amor, la fertilidad y la lujuria).

Por lo tanto, durante miles de años, nuestro «coño» había llevado consigo asociaciones de energía divina, fertilidad y amor, además de ser indicativo de contadoras en un mundo pre-patriarcal. Esto no encajaba con la visión de los hilos dominantes del cristianismo primitivo, quienes en la época medieval profesaban que la vulva era la fuente del mal, “acuñando” el término «cunnus diaboli» o coño diabólico. No es de extrañar, entonces, que hoy «coño / cunt» sea blandido como un gran insulto o, en el caso de España, usado en una forma disparatada, despojándolo de su sagrado origen.

Sin embargo, hay esperanza. Aunque oprimida y adormecida de muchas formas, la sagrada energía femenina no se ha ido a ningún lado. Está debajo de la superficie de todo, y se puede encontrar en el latido del corazón de la tierra, en la naturaleza cíclica de la vida en todas sus formas, dentro de las células regenerativas de nuestros cuerpos, en el “dejar fluir” y en el “saber”, no en el “necesito saber”. Entonces, que pronunciemos «coño» con amor, afecto y significado, y nos refiramos a él con reverencia, y así tal vez volviéremos a aprender como revelar toda la sabiduría inmersa en su gloriosa forma triangular.

Natalie Solgala – Kaz

THE SACRED CUNT

“Coño!!”

Walking down any street in Spain, you will probably hear the word called out at least once, a Spaniard´s favourite term used to express a whole variety of exclamations, including surprise, frustration or anger. Far from the meaning we have been camouflaging it behind for centuries, debasing its immeasurable value with empty colloquialism, our beloved “Coño”, or “Cunt” in English, symbolically and literally hold the key to the divine feminine.

“Coño” stems from the Latin term “cuneus” which literally translates to “wedge”, hinting perhaps at the space between a woman´s legs being entered by a “wedge”, which sounds quite intrusive. But perhaps the wedge links to the cuneiform shape, the triangle.

The Greeks saw the tiangle as an important symbol, representing a doorway. It is no secret that the birth canal is the passage we all pass through into this world, but aside from acting as a direct bridge between the inside and outside world, could the symbol of the sacred triangle, the coño, be leading us home in other ways too?

The triangle has served as a symbol for various sacred trinities: the mind, body spirit, the three phases of the moon, the past, present and future, and also the mother, father and child. This way, the Latin “cuneus” wedge shape is actually echoing on all the variations of the power of 3, where all becomes one beyond the passageway.

The English word “cunt” leads us down a more extensive rabbit hole, where the origin of the word can be tracked down in many ancient cultures across the globe.

One of the oldest Proto-Indo_European word-sounds is ¨cu¨, expressing femininity, and later becoming the base for various words associated to the female, including “cow”, “cunt” and “queen”. “Qu” also meaning love, sensuality, sexuality and the divine feminine.

Elsewhere, “Kunti”, or “Cunti” was the ancient Hindu Goddess of fertility and wisdom. She was also referred to as “Yoni of the universe”, “Yoni” simultaneously meaning sacred temple, cunt and womb. Kunti is also the base word for Kundalini.
In Africa, “Kunta” means “woman” in several African languages, and Kunda was a North African goddess whose tribe still exist today.
In Sumeria (Ancient Iraq) “Kunta” means “female genetalia”, but it is also linked to the word “cuneiform” which translates to “Queen who invented writing”, as at this time there were priestesses called the “Quadesha”, sometimes known as “holy whores”, who noted down financial accounts on clay tablets, at the Temple of Inanna, (Goddess of love, fertility and lust).

So for thousands of years, our “coño” had carried with it associations of goddess energy, divinity, fertility and love, as well as being indictive of female accountants in a pre-patriarchal world. This did not fit in with the vision of the dominant strands of early Chrisitianity, who in the Medieval times professed the vulva to be the source of evil, coining the term “cunnus diaboli”, or Develish cunt. It is no surprise then that today “coño/cunt” is brandished as a great insult or in the case of Spain, used in a nonsensical way, stripping it of its sacredness.

There is hope though. Although opressed and made dormant in many ways, the sacred feminine energy hasn´t gone anywhere. It is beneath the surface of everything, and can be found in the heart beat of the earth, in the cyclical nature of life in all its forms, within the regenerative cells in our bodies, in the going with the flow, and in the knowing – not needing to know. So, may we utter “cunt” with love, affection and meaning, and refer to it with reverence, and perhaps this way we will re-learn to unveil all the wisdom within its glorious triangular form.

Natalie Solgala – Kaz

BIBLIOGRAFÍA
http://www.matthewhunt.com/cunt/
https://medium.com/the-establishment/a-brief-history-of-the-cunt-a755b5df4a4
http://integralpostmetaphysics.ning.com/forum/topics/the-girl-god
https://cherishthecunt.wordpress.com/2013/02/10/origins-of-the-word-cunt/
Dr Quinn, Medicine Woman titled Dr Quin, Mad Woman (broadcast in 1996).
https://en.wikipedia.org/wiki/Cunt#Etymology